Día 84: La calma.

Ese es mi objetivo. Una nimiedad, vamos.

Malditos objetivos, que siempre tengo que tener alguno en mente, en vez de vivir en paz. Ya empezamos con las contradicciones.

El hecho en sí de tener un objetivo ya me hace perder la calma….odio los objetivos. Implican plazos y autoevaluaciones, y lo que quiero es paaaazzzz.

Me gustaría saber si a todo el mundo le pasa lo mismo o me ha tocado en la rifa una mente que hace teorías de todo (eso me dice mi hermana).

Seguramente dejar fluir los acontecimientos da más calma pero a mí me da por hacer una tesis con todo. Eso no ayuda nada a “mi objetivo”, pero así soy. Aceptación.

Por otro lado, lo mismo que tengo esta tendencia a teorizar, también tengo otra tendencia innata, que es una gran ventaja en el tema que nos ocupa hoy. Y es que todo me importa un pimiento, no me gusta esta expresión pero es la única decente que se me ocurre. Es una tendencia al pasotismo que me acompaña desde que nací y afortunadamente contrarresta bastante mis demás neuras variadas.

Además, como ya sabéis, estoy aprendiendo mucho últimamente. Es más, creo que me he documentado incluso demasiado… Así que no me extraña que la teoría se me salga por las orejas.

Podría engañarme a mí misma, que también se me da muy bien, y creerme que estas teorías son para ayudar a la humanidad, (una vez solventado el pequeño y nada pretencioso inconveniente de que la humanidad me escuche,claro)… y quedarme tan feliz Y EN SUPERCALMA, que tener la conciencia tranquila no tiene precio. He ayudado al mundo!!!

Pero eso es hacerme trampa a mi misma… y no llego a tal extremo de gilipollez, de momento.

Me he querido volver un ser espiritual en 2 días, igual que todo lo que hago en mi vida.

La primera vez que cogí unos patines me los puse y ya salí patinando directamente, sin aprender, y lo que es peor, sin practicar. Otro día dije, me apetece pintar un cuadro,… y pinté Las Meninas. Lo gracioso es que no me quedó mal, ni tampoco me caí demasiado con los patines. Pero eso hago con todo. No hay término medio. Resultados ya!

Pues va a ser que cuando se trata del espíritu, no hay atajos.

No puedo pasar de ser una neurótica a la calma total, por mucho que me haya leído todos los libros al respecto y toda la teoría de todos los autores de todos los tiempos en 2 meses.

Lo he asimilado, e incluso me atrevería a decir que lo he entendido, y ya sé lo que quería saber y a lo que quiero llegar.

Ahora el cuerpo me pide práctica. Y el universo me pondrá en situaciones para que practique. Seguro.

A ver, el Yoga me ha ayudado mucho y por supuesto que en el tema “calma” , mis avances son gigantes. Y esto me sale solo. No es otra de mis teorías.

A veces me puedo convertir en un “observador externo de la situación”. Eso me encanta. No me implico en situaciones en las que hace un año hubiera sido Juana de Arco, por ejemplo.

Y no me refiero a situaciones “externas”, en las que esté yo presente pero no se me vaya la vida en ello. Que antes también me implicaba en esas situaciones que deberían darme igual, donde hubiera movida allí estaba yo con el hacha de guerra.

Me refiero a que consigo no implicarme en situaciones realmente importantes en mi vida. En vez de reaccionar, observo. Y acepto. Y mantengo la calma. Eso no quiere decir que no haga nada ni tome medidas al respecto, pero desde la tranquilidad y “viendo (o sintiendo) más de lo que se ve a simple vista”. Aaaah…ahora tengo poderes… bueno, todos los tenemos pero hay que entrenarse. A cada uno le costarán más unas cosas que otras. Pero al final se aprende.

Con el yoga me estoy volviendo mucho más elástica física y mentalmente.

Ayyynnsss… La calma. “Nos estamos conociendo”, como dicen las famosas, y me cae muuuuyyyyy bien.

Me acuerdo de la otra “amiga” que tenía antes. La ansiedad. Era una… bueno, el corrector no quiere ponerlo, yo por mi lo pondría. Pues es tan… puñetera que le ha sentado fatal que ya no quiera saber nada de ella, y de vez en cuando viene a verme a traición. No le abro la puerta pero no me gusta que esté ahí fuera porque la intuyo. Vais, vais.. mala pécora!

Me queda mucho por delante. Pero a partir de ahora creo que va a haber menos teoría y más práctica.

Espero que el universo cuando me haga las prácticas, no me ponga en un incendio o algo así con mi nueva amiga, que ya me veo que desalojan, y la calma y yo tan tranquilas como 2 felices tizones.

Pues nada, yo contando mis progresos y desvaríos a la 1 de la mañana, porque con lo del cambio de hora estoy cual búho. No me gusta nada, no sé por qué tardo tanto en acostumbrarme. Y tampoco entiendo por qué nos tienen que marear de esta manera…. gggrrr… keep calm, habíamos dicho.. Vaaale..

Me acuerdo de mi abuelo, que no le daba la gana de cambiar la hora y seguía con el horario de siempre. Nunca la cambió. Seguía acostándose y levantándose a la misma hora. La suya. Y comiendo también…, esto ya sería un problema en su casa, digo yo. Pero el hacía lo que quería y no lo que le decían que había que hacer. Libre total vivió. Yo también quieroooo..

A ver, mi situación no es la misma, pero se puede intentar. Además hay que valer para vivir libre. Yo creo que sí que valgo… por lo menos genética y afortunadamente voy bien servida por todos lados.

Autor: lentatiana

"La felicidad está en que lo que piensas,lo que dices y lo que haces se encuentren en armonia". Mahatma Gandhi. MI PROPOSITO ES INTENTARLO ESTE 2018 Y DOCUMENTAR LA EXPERIENCIA, de eso va este blog.

2 comentarios en “Día 84: La calma.”

  1. Hace un tiempo, yo también me autoimponía como pequeñas metas y como ya te he dicho y te repito la canción de Macaco ” nos pasamos media vida haciendo planes que no vamos a cumplir” y si no te la he dicho, ahí queda. Ya no, ahora hago lo que me da la gana o lo que me dejan, ¿Tantos planes para qué? Disfruta y sé feliz, sé que lo repito, pero lo tengo como un mantra. Otro respira y vive. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s