Día 68: Lo prohibido.

Es de madrugada y estoy totalmente desvelada. A estas horas es cuando suelen venir pensamientos raros, y digo raros porque no tengo claro si son desvaríos por no poder dormir o en realidad estás medio dormido y es precisamente cuando tienes más claridad porque la mente descansa.

El caso es que estoy pensando, o sintiendo, o imaginando, o soñando , no sé…que últimamente me está apeteciendo hacer locuras, como que estoy perdiendo miedos y me apetece experimentar cosas nuevas. Ahora todos los que me conocen acojonados cuando lean esto, porque saben de lo que soy capaz cuando se me mete algo en la cabeza…tranquilos que todavía no he dado forma a ninguna idea, es sólo una sensación. Es como que el cuerpo me pide la adrenalina de romper normas, de hacer cosas “prohibidas”….no sé, algo así como pequeñas gamberradas, no voy a atracar un banco ni nada, supongo.

Y como no me puedo dormir pensando “maldades”, pues pongo la tele. Y ya empezamos con las cosas raras. Haga lo que haga con el mando, sólo puedo ver el canal 8. Y encima ni siquiera es el canal que tengo programado en el 8, no sale ningún logo de ningún canal aunque mi tele dice que estoy en el 8. Ya nada me sorprende, ni siquiera que el 8 sea mi número favorito y mágico. Casualmente también es mi número según la numerología, para los que crean en esas cosas, que de eso no entiendo yo nada.

A estas alturas, como he dicho, nada me sorprende, y tampoco me resisto a nada, que me agoto, así que bueno, pues si no puedo ver otra cosa, será que tengo que ver esto.

Pues resulta que es como un documental muy interesante. Están explicando que hasta los 7 años aproximadamente, no tenemos creencias propias, y vemos el mundo como lo ve un adulto. Somos como esponjas que absorbemos información y ésta queda grabada en nuestro subconsciente PARA SIEMPRE. Vaya responsabilidad para los adultos, todo lo que les digamos a los niños , serán los cimientos de su vida.

Un niño no se ve a sí mismo, se percibe como lo ve “el mayor”, y si le decimos que es tonto, crecerá pensando que lo es. Así que no vemos el mundo como es, sino como nos han enseñado a verlo. No somos nosotros los que elegimos ni decidimos, sino las creencias que nos “programaron” en la infancia. Ante un estímulo, reaccionamos automáticamente como lo haríamos en la infancia, son emociones reactivas inconscientes.

Todo esto, según el documental o lo que sea que estoy viendo, y la cosa se va poniendo más interesante. Sale un psicólogo que dice que “no hemos asumido que nos gobierna el inconsciente”. No sabemos los motivos por los que nos comportamos como nos comportamos (yo, desde luego, no). Hacemos algo inconscientemente y luego llegamos rápidamente a teorías sobre lo que hacemos.

Después ponen imágenes de una señora hipnotizada y explican que está en “estado alpha”( por lo visto, los niños también tienen el cerebro en ese estado pero lo van perdiendo a medida que crecen). Le dicen que es un perro y la señora se pone a cuatro patas actuando como tal y cuando está así la despiertan. Le preguntan qué hace y contesta confusa “se me habrá caído un pendiente y lo estoy buscando”. Es decir, lo primero que hizo fue buscar una explicación racional a una conducta que no entendía. Y esto es una muestra de lo que siempre hacemos: captamos impulsos que proceden de otro lugar, que guían nuestros actos, pero cuando actuamos, siempre tenemos una bonita historia para justificar por qué hacemos lo que hacemos.

Según dice este hombre, que se llama John Bargh (lo he apuntado previsoramente no vaya a ser que esté soñando) estamos hipnotizados el 95% del tiempo!!!!!!!!!!!!!…y buscamos justificar nuestras reacciones inconscientes con nada que tenga que ver pero que nos parezca “lógico”. O sea, nos mentimos.

Concluye diciendo que no existe el libre albedrío hasta que no tomamos consciencia de que repetimos las conductas de otros. Quien piensa que está despierto sueña, quien cree que está dormido ha comenzado a despertar.

Pues me dormí sin saber si estaba dormida o despierta y esta mañana al despertarme lo primero que he hecho ha sido poner la tele. Funciona perfectamente. Miro la mesilla de noche y veo el papel con el nombre del psicólogo que apunté. Bien, no ha sido un sueño.

Pero no sé qué pensar. A la luz del día se ve distinto. No sé, no me parezco “hipnotizada”…aunque por otro lado, quizá es que estoy empezando a despertar, a salir del letargo de tantos años haciendo lo “políticamente correcto”. Lo aprendido, sin cuestionarme lo que está bien y lo que está mal.

Y quizá por eso también es por lo que tengo estas ganas repentinas de romper normas y “portarme mal”, no sé, es más que hacer lo que me de la gana, es hacer lo que me parezca bien a mí y no al mundo.

En realidad, si esta idea es verdad no me extraña nada que a la mínima que he empezado a pensar por mí misma me atraiga lo prohibido como un imán. Es como pasar del miedo inconsciente al miedo consciente, que tiene un punto de adrenalina morbosa y divertida.

De las pocas cosas buenas que recuerdo de mi trabajo, por ejemplo, son precisamente esos momentos de “rebeldía”, en las convenciones, cuando salía el jefe supremo venido de Argentina a dar la supercharla motivadora, mi compañero preferido, que era peor que yo todavía, me mandaba un whatsapp, “vámonos que esto no hay quien lo aguante”… y nos escapábamos delante de todo el mundo mientras hacían reverencias al argentino. A tomar por saco el pesado este, qué sensación de libertad, luego me echaron, claro.. 😂 😂 😂.

Lo mismo en el colegio, y en más cosas que no se pueden contar… Es más, si me preguntan qué recuerdos tengo de situaciones en las que me haya divertido más, la respuesta es que en ninguna de ellas estaba haciendo nada “bueno”. Por qué será.

La verdad es antes he dicho que he vivido muchos años haciendo lo “políticamente correcto” pero para ser sincera debería añadir que ” dentro de mis posibilidades”, y es que creo que mi esencia no es muy “domable”, pero te crees que eres como los demás te dicen que eres. Yo ya no me lo voy a creer más.

Por cierto, he preguntado y nadie más ha visto el documental . Ya dudo de todo. Sería un sueño?

Autor: lentatiana

"La felicidad está en que lo que piensas,lo que dices y lo que haces se encuentren en armonia". Mahatma Gandhi. MI PROPOSITO ES INTENTARLO ESTE 2018 Y DOCUMENTAR LA EXPERIENCIA, de eso va este blog.

13 comentarios en “Día 68: Lo prohibido.”

    1. Uuuuyysss.. Otra vida… Me encanta la idea y me da miedo a la vez.. Tu lo sientes o quieres creerlo?.. esa idea me la tienes que desarrollar más cuando tengas tiempo y ganas.. que ya estoy abusando mucho de ti.. Pero es que me están pasando tantas cosas alucinantes y me parece que eres de los pocos que me entiende así que mientras te dejes creo que voy a seguir abusando. Gracias

      Le gusta a 1 persona

  1. 😂 😂 😂 😂 😂 me parto porque la he vuelto a dar a enviar antes de tiempo y quería decirte gracias por todo pero me ha quedado algo así como estoy abusando de ti gracias punto 😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂🤷🤷

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s