Día 22: El miedo y los “Y si….”

Tengo un mosquito zumbando sobre mi cabeza y no me deja en paz. Ya estaba tardando en aparecer, el muy oportuno, y como siempre, riéndose de mí.

Puede que esta semana se produzca un acontecimiento que me influya a la hora de escribir este blog. Asi que estoy bastante cabreada. Pienso, para una vez que creo “algo mío”, y encima no sólo es que me lo pase bien, sino que estoy aprendiendo mucho….viene la “vida normal” y ya me intenta fastidiar la historia cuando no llevo ni un mes.

Esta ha sido mi primera y dramática reacción. Menos mal que me he dado cuenta de que no era yo, era el mosquito dando por saco. Pero no se calla, no, sigue y me dice:

“¿Quién te manda hacer algo diferente?¿Acaso no sabes que hay una especie de fuerza gravitatoria que pone los pies en la tierra a quién se sale de lo habitual ?..Además es directamente proporcional al grado de satisfacción que te produzca lo que estés haciendo, mientras más te guste, más te arrastra a la realidad convencional, a “tu deber”.

Mira santo mosquito, haz al favor de callarte un mes, le digo, ¿Tú que sabes cuál es mi deber?

“Está claro, tienes 2 hijos y deberías estar invirtiendo tu tiempo en pensar cómo ganar dinero para ellos. Es más, deberías sentirte muuuuuy culpable por esta ocurrencia absurda del experimento sabático. Y encima perdiendo el tiempo en escribirlo . Que no es que no te estés ayudando a tí, es que tus divagaciones mentales no ayudan a nadie!”

Mira que me da pena porque ya le estaba cogiendo hasta cariño (el síndrome de Estocolmo), pero acabo de aplastar al maldito mosquito. Es que me ha llevado al tremendismo rayando el pánico, ante un hecho que NI SIQUIERA SE HA PRODUCIDO .

Un hecho que además de no ser real (al menos todavía), me está emparanoiando con unos matices que ya entran en consideraciones éticas y principios morales, que además de no ser proporcionales, no vienen para nada al caso.

O sea, que estoy viviendo las consecuencias por adelantado de algo que no existe, el colmo. Es verdad que la posibilidad de que se produzca está ahí. Pero lo que existe es sólo la POSIBILIDAD. Y en este caso es porque se ha manifestado el mosquito para fastidiarme, pero si nos damos cuenta, la vida está llena de posibilidades que ni nos imaginamos, pero no son HECHOS.

No sé quién dijo una vez pero yo ya lo había pensado antes .:“He pasado más tiempo en mi vida preocupada por hechos que no han llegado a suceder, que por lo que realmente ha sucedido”.

A ver, todos tenemos miedo, y eso es bueno, porque si no, más de uno se hubiese caído o tirado por un barranco. El miedo es necesario para la supervivencia.

Pero los “Y SI” no son nada necesarios, son parásitos , es nuestra mente haciendo acrobacias temporales: “Y si pierdo el tren?,y si pillo la gripe?, y si se me rompe la nevera?, y si viene el lobo de Caperucita y me come?..y si cae un meteorito mañana y se acaba el mundo y ,con él, los puñeteros “y si”?….Que así no se puede vivir, hombre, que ya cruzaré ese río cuando llegue, antes imposible.

Últimamente se me estaba dando muy bien esto de no adelantar acontecimientos, pero me queda muchísimo por practicar, porque, a la mínima, me desestabilizo y vuelve el mosquito, o incluso un moscardón reforzado. Por eso quiero y necesito este año para aprender a controlar esto y mil desvaríos por el estilo.

Existe una cosa que se da por hecho en las culturas orientales desde hace miles de años, que es la Sabiduría de la Inseguridad.

En Occidente, nos cuesta mucho entenderlo porque no deja de ser una paradoja, y aquí todo lo que se escape un poco de la lógica no nos gusta nada.

Resulta que en cuanto asumimos que todo es inseguro, provisional, impermanente, transitorio…..nuestros miedos caen en el acto.

Nuestros miedos obsesivos e infundados evidentemente, que es de lo que estamos hablando. Porque se me ocurre que ahora mismo habré asustado muuuucho a algunos que no quieren ni oir hablar de esto. Pues lo siento pero es verdad, todo muda, todo hay que soltarlo, incluso el cuerpo en el que estamos. Que susto, eeehh???….Pues no.

A mi me da más miedo “el miedo al miedo”, y además me niego a temer a una posibilidad, con la cantidad de realidades pavorosas que hay en el mundo.

He comprobado que cuanta menos seguridad demando, más segura me siento, paradójico pero real y experimentado. Probad si queréis.

Buda dijo: “Lo que ha sido, ni es ni será. Lo que es, ni ha sido ni será .Lo que será, ni ha sido ni es”.

Así que ya podéis ir mandando a vuestros mosquitos de vuelta a la charca.

Autor: lentatiana

"La felicidad está en que lo que piensas,lo que dices y lo que haces se encuentren en armonia". Mahatma Gandhi. MI PROPOSITO ES INTENTARLO ESTE 2018 Y DOCUMENTAR LA EXPERIENCIA, de eso va este blog.

8 comentarios en “Día 22: El miedo y los “Y si….””

  1. Ay Tati… yo espero que aplastes ese mosquito todas las veces que aparezca porque esto se te da muy bien… y con obligaciones o sin ellas no tienes por qué dejar algo que te hace feliz así que por favor sigue con esto porque a mí me encanta leerte y créeme que a mi me ayudas a espantar a mis fantasmas.
    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues mira por donde que comentarios como el tuyo son los que me dan fuerzas para seguir! Me hace mucha ilusión que leerme le sirva a alguien para reirse o en la vida o para lo que sea! Aplastaré entonces a todos los mosquitos y demás indeseables, como si me viene un escuadrón de avispones asiáticos!😘😘😘😘😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s