Día 9: El hecho desencadenante.

Hoy me he encontrado con 2 likes a mi post anterior. Los blogeros “de verdad”, se partirán de la risa, pero resulta que lo que escribo lo lee gente!…bueno, que pasa, no soy una nativa digital ni milennial o como se diga…bastante es que me he atrevido a escribir aqui en vez de en un cuaderno…

Habida cuenta entonces de que esto es más público de lo que pensaba, lo he puesto un poco más a mi cursi gusto, sin caer en el postureo por supuesto, porque sigo pensando en escribir lo que se me pase por la cabeza y cuando se me pase por la cabeza. Las ataduras y rutinas no tienen sitio en mi nueva vida. Simplemente la seguiré documentando a modo de experimento y a modo de terapia, y si alguien quiere interactuar con mis locuras, perfecto!

Me queda mucho para poner esto bonito, pero poco a poco, ya hemos dicho que la prisa mata, y además a mi lo que me gusta es escribir, no diseñar, asi que al lio, y nunca mejor dicho..

No pensaba escribir sobre el “hecho desencadenante” de esta aventura, porque es pasado, y en principio esto iba a ir de escribir experiencias a modo “diario”, pero ahora que me he dado cuenta del poder de internet, el experimento esta cobrando vida propia, y siento que debo explicar lo que me ha llevado hasta aqui, no vaya a ser que a alguien se le ocurra hacer lo mismo y la liemos.: NO HACER EN CASA SIN LA DEBIDA SUPERVISION BAJO NINGUN CONCEPTO!

Mi historia resumida: Trabajaba en una empresa mediana en la que habia 3 jefes, el superválido (de verdad), el listo y el decorativo (este evidentemente estaba alli por ser amigo de los otros 2 y en su monitor siempre se veía el Marca). Todo iba muy bien , yo me sentia y era valorada, sobre todo por el superválido, es más, no me cabe la menor duda y modestia a parte que ayudé mucho a que la empresa creciera tanto que cuando llevaba unos 10 años alli, nos compró una multinacional americana.

Aqui empezó el principio del fin, el ambiente cambió y las personas también. Es cuando descubrí esos “valores” que no sabia ni que existian….la gente perdió la dignidad y solo importaba colgarse medallas. Yo tenia otras prioridades resumiendo, asi que sin entrar en detalles porque todavia no sé lo que pasó, debí entrar en conflicto con aquella energia negativa y me puse enferma despues de 5 años, el médico me aconsejó parar una temporada. Y eso hice, más que nada para no morirme. Cuando volvi, me despidió el jefe decorativo , que mira tu por dónde y a la sazón, lo habian puesto como responsable de Recursos Humanos. Él y la Einstein que me habian puesto de jefa, una especie de señorita Rottenmeier totalmente inepta  pero experta en peloteo, se inventaron una mentira ridícula a la par que desmontable con solo imprimir un papel, muy en su estilo,  pero que ya hizo que me tuviese que pelear con la empresa, porque pretendian que me fuera sin nada después de 14 años…

Ha sido buena terapia escribirlo, veo la historia con perspectiva y me ayuda a reafirmarme en la decision que he tomado, y que no es otra que hacer durante un año lo que me apetezca, y observar los resultados. No sé si estoy loca o soy una valiente, lo iré descubriendo a lo largo de este 2018.

Aunque mi intención no era terapéutica al contarlo.  Es por un lado, poner en contexto la situación y que nunca se me olvide por qué estoy haciendo esto, y por otro, explicar lo evidente, que puedo hacerlo por la indemnización del despido, esto es una cuestión práctica y de las que no voy a volver a hablar si puedo evitarlo, …pretendo enriquecer el espiritu, no el bolsillo. Pero era necesario tratar esta cuestión, lo hago porque en este momento de mi vida quiero y puedo. 

Por cierto, y a título anecdótico, cuando escribo esto al jefe decorativo ya lo han degradado a no jefe, y a Rotenmeyer le quedan dos telediarios… 

Podría decir que es el karma pero sería un insulto a las leyes universales porque no lo es. Es lógica. 

 

Autor: lentatiana

"La felicidad está en que lo que piensas,lo que dices y lo que haces se encuentren en armonia". Mahatma Gandhi. MI PROPOSITO ES INTENTARLO ESTE 2018 Y DOCUMENTAR LA EXPERIENCIA, de eso va este blog.

8 comentarios en “Día 9: El hecho desencadenante.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s