Día 3:Primeras impresiones, el lujo. 

Esto es muy raro… da un poco de vértigo pero creo que me gusta.

El vértigo debe ser por el cambio de velocidad, no me acostumbro.

Para empezar no me he puesto el despertador pero cuando me despierto ya me pongo nerviosa porque “no me da tiempo”… entonces se me sube uno de mis gatos encima y empieza a ronronear como intentando calmarme y entonces me acuerdo que no tengo que correr. En estos pocos días que llevo observando de manera distinta el mundo o por lo menos intentándolo, me he dado cuenta de que mis gatos me entienden. Tengo tres,  algún día hablaré de ellos. Creo que les gusta mi experimento. Se supone que no tengo prisa así que me quedo 10 minutos acariciandolo, vaya, cómo relaja, el día empieza de forma diferente. Es un lujo, pienso….

No tengo un plan predefinido para hoy, aparte de las evidentes tareas necesarias para la supervivencia, cómo pensar que comer y esas cosas que hay que hacer todos los días, vivas como vivas.

Pues desayuno muy tranquilamente mientras veo las noticias en Internet, voy a vestirme. Qué me pongo?… Anda, si resulta que no tengo que presumir de modelito en la oficina, en realidad no tengo que demostrarle nada a nadie hoy, qué raro me parece. Decido ponerme lo mismo de ayer y pienso…esto de no tener que pensar que ponerme cada día es un lujo…

Me voy al supermercado. Mi primer impulso es ponerme al principio del expositor de la charcutería ya envasada y tardar el menor tiempo posible en arramplar con todo lo que necesite sin mirar precios por supuesto. Freeeena… que estaba intentando tomarme las cosas con calma. A regañadientes “cojo número” y  me pongo en el mostrador de la charcutería que está llena de gente. No estoy acostumbrada a esperar colas, ni a esperar sin hacer nada así que me empiezo a poner nerviosa otra vez… hasta que me distraigo porque llega una chica joven corriendo literalmente hacia el dispensador de números y empujando a una señora para coger el número antes que ella. Vaya loca, pienso…ni que se le fuera la vida en ello. Y de pronto me recuerda a alguien muy muy muy familiar… Ay Dios que vergüenza.. espero mucho menos tiempo del que creía, compro bastante mal comparado con las señoras que tengo al lado porque no tengo ni idea de como se compra por peso, y aún así resulta que es mucho más barato que la opción bandeja. Otro lujo!

Conclusión : mi concepto de lujo está cambiando o quizás siempre fue otra cosa totalmente distinta de lo que yo pensaba..

Me ha gustado este día. 

Autor: lentatiana

"La felicidad está en que lo que piensas,lo que dices y lo que haces se encuentren en armonia". Mahatma Gandhi. MI PROPOSITO ES INTENTARLO ESTE 2018 Y DOCUMENTAR LA EXPERIENCIA, de eso va este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s